¿Cómo cuidar y limpiar tus gafas?

Seguro que te parece una pregunta sin importancia, pero, ¿sabes cómo cuidar y limpiar tus gafas? Las preguntas más sencillas en muchos casos se pasan por alto precisamente por ser obviedades. Lee este post si quieres conocer la forma correcta de limpiar y cuidar tus gafas. Descubrirás muchas cosas que no sabías.

 

Sobra decir que es de suma importancia llevar a cabo un buen mantenimiento de cualquier tipo de gafa. Ya no sólo para ver bien si no también para evitar que la suciedad o el polvo pueda arañarte los cristales. 

¿Cómo limpiar tus gafas?

 

Cuando se trata del cuidado y de la limpieza de las gafas te puedes encontrar de todo: desde la persona que las limpia con la camiseta que lleva puesta hasta los que llevan las famosas balletas de microfibra. cuidar y limpiar tus gafas

 

Si has invertido una gran cifra en tus gafas y quieres que te duren el máximo tiempo posible, el mantenimiento es fundamental. Hoy en día la mayoría de cristales del mercado son de materiales orgánicos, poco contaminantes y ligeros, aunque también son más delicadas. Es por esta que te tienes que preocupar por cómo cuidar y limpiar tus gafas. ¿Quién no quiere que un producto tan delicado le dure el mayor tiempo posible?

¿Cómo cuidar y limpiar los cristales?

 

Uno de los métodos menos agresivos es utilizar agua y jabón neutro. Abrir el grifo a temperatura templada, no caliente, y a media presión. Lo primero que tienes que hacer es poner las gafas debajo del agua para quitar restos de polvo.

Posteriormente frota tus dedos en el jabón y pásalos suavemente por los cristales, sin presionar. Tras esto enjuaga bien toda la gafa para que no queden restos de jabón y sécalas lo máximo posible con un paño de microfibra.

Es fundamental llevar a cabo un buen secado; recuerda que las gafas tienen partes metálicas que pueden oxidarse. Lo que nunca tienes que hacer es dejarlas secar a plena luz del sol, puesto que también podría llevar a la oxidación de ciertas partes.

En caso de que necesites limpiar tus gafas en un momento puntual en el que no dispongas ni de jabón ni de agua, lo más recomendable es que utilices la gamuza o funda que viene con las propias gafas o el paño de microfibra, materiales que no dejan restos.

 

limpiar tus gafas

 

Recuerda que este tipo de paños o gamuzas también hay que lavarlos cada cierto tiempo, a mano o en la lavadora con agua fría, para evitar limpiar arañar los cristales con restos de suciedad anterior. 

Las toallitas húmedas que venden en ópticas o grandes superficies son también adecuadas para cuidar y limpiar tus gafas. Están específicamente diseñadas para limpiar los cristales de tus gafas y no dejar rastros. Eso sí, son de un solo uso, por lo que es la opción más cara. 

Como tercera opción tienes los espráis de pulverización. Es una muy buena opción puesto que llevan sustancias que evitan la suciedad, el polvo y hasta evitan que se empañen. Eso sí, no te olvides de secarlos tras la pulverización. 

spray cuidado y mantenimiento gafas

 

¿Cómo limpiar la montura?

Al igual que con tus cristales, lo mejor es utilizar agua, jabón neutro y secarlas con una gamuza de microfibra. Céntrate en secar bien la parte de las bisagras y sus correspondientes tornillos. En caso de que la montura tenga más partes metálicas, esmérate también en secarlas bien.

Hay también productos o aerosoles específicamente diseñados para limpiar la montura, pero son también la opción más cara.

 

Cómo no cuidar y limpiar tus gafas.

Lo primero que debes evitar y que hace todo el mundo es utilizar cualquier tipo de camiseta con los cristales secos. Es indiferente el material de la camiseta, puesto que está expuesta al polvo y a la suciedad y es probable que rayes tanto la montura como los cristales. 

Tampoco utilices papel higiénico en seco ya que también puede arañar tus cristales. Y, si no dispones de toallitas húmedas o la gamuza de microfibra, asegúrate de mojarlas bien con agua antes de utilizar el papel. 

Si quieres consultarnos y ampliar información, estaremos encantados de atenderte

 

 

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)