Cómo cuidar bien tus audífonos: consejos prácticos

Hasta hace unos años, ver a alguien con audífonos resultaba raro ver pero hoy en día su uso está cada vez más extendido.  Esto es gracias a que los audífonos (antes conocidos como sonotones) resuelven cada vez mejor hipoacusias leves o moderadas y otras enfermedades del oído que hasta entonces eran intratables.

Por otro lado, los audífonos no son baratos y a veces resultan difíciles de ajustar. Por eso, si queremos que nos duren mucho tiempo y funcionen como el primer día, es muy importante cuidarlos como es debido.

Aquí te dejamos algunos consejos para evitar que tus audífonos se deterioren:

Limpia tus audífonos regularmente

La primera norma para mantener tus audífonos en buen estado es la más importante: límpialos regularmente. El cerumen, el polvo u otros residuos pueden acumularse en tus audífonos, lo que puede afectar su funcionamiento y reducir su vida útil.

Utiliza un cepillo suave y seco para limpiarlos suavemente. Es importante que no uses agua ni ningún tipo de líquido ya que podrían dañarse.

Protege tus audífonos de la humedad

Como le pasa a todos los dispositivos electrónicos, la humedad es uno de los mayores enemigos de tus audífonos.

En un ambiente húmedo el agua puede penetrar en el interior de los audífonos y dañar los componentes electrónicos. Por eso es importante que evites que se mojen cuando te encuentres en ambientes muy húmedos o bajo la lluvia.

Si lo hacen, retira las pilas inmediatamente y déjalos secar completamente antes de volver a usarlos. Si vives en un ambiente muy húmedo, quizá sea buena idea usar un deshumidificador para mantenerlos secos.

Usa las pilas adecuadas

Asegúrate de usar las pilas recomendadas por el fabricante de tus audífonos. El uso de pilas de baja calidad o de marcas desconocidas puede afectar la calidad del sonido y acortar la vida útil de tus audífonos.

Si tienes dificultades para encontrar las pilas recomendadas, pregunta en tu centro de audiología.

Guarda tus audífonos correctamente

Cuando no uses tus audífonos, guárdalos en su estuche protector para evitar que se rayen o se golpeen.

Evita dejarlos expuestos al sol directo o a temperaturas extremas. Si viajas con tus ellos, quizá sea buena idea guardarlos en un estuche resistente y seguro.

Consejos para que tus audífonos sigan funcionando como el primer día.

Haz un mantenimiento profesional de forma regular

Es importante que lleves tus audífonos a un audiólogo para realizarles un mantenimiento y una revisión. Esto te ayudará a detectar cualquier problema antes de que se convierta en algo mayor y a asegurarte de que tus audífonos funcionan correctamente.

Además, seguramente te den algún consejo para que realices parte de ese mantenimiento en casa.

Ajusta el volumen adecuadamente

Ajusta el volumen de tus audífonos de acuerdo con el nivel de ruido ambiental. Si tienes que subir el volumen demasiado alto, es posible que estés forzando la mecánica de los mismos y puede ser una señal de que necesitas ajustar la configuración de tus audífonos o que necesitas una revisión.

Recuerda que es muy importante que no expongas tus oídos a niveles de sonido demasiado altos, ya que esto puede dañar tu audición.

No compartas tus audífonos

Cada paciente tiene una problemática y unas necesidades auditivas propias y es por eso que cada audífono se ajusta de forma personal e individualizada. No compartas tus audífonos con nadie, esto puede desajustarlos y hacer que dejen de servirte.

Si eres usuario de audífonos o crees que puedes necesitar unos, ven por nuestro centro de audiología y te atenderemos sin ningún compromiso.

Estamos en Madrid, en el Paseo de Juan Antonio Vallejo-Nájera Botas, 52.

Puedes venir a vernos sin pedir cita previa o hacerlo llamándonos al 910 24 41 45. 

Abrir chat
1
¿Cómo podemos ayudarte?
Bienvenid@ a GuillermOOpticos

Nuestro horario de atnción es de
lunes a viernes de 10 a 14h y de 17 a 20:30,
sábados de 10 a 14h.