Moscas volantes: ¿debo preocuparme si las sufro?

Las moscas volantes son manchas, telarañas, hilos o filamentos, generalmente negras u oscuras, que se cuelan en nuestro campo de visión aunque realmente no estén ahí ni sean objetos externos reales.

Si las sufres, te habrás dado cuenta de que flotan de forma lenta en el aire cuando mueves los ojos pero desaparecen si las miras directamente. Suelen hacerse notar cuando miramos algo plano como una superficie lisa o el cielo.

¿Qué son las moscas volantes o miodesopsias?

También llamadas moscas flotantes, estas manchas en el campo de visión no son más que un tipo de ilusión óptica. Los científicos las conocen como miodesopsias y suelen ser inofensivas aunque molestas.

Son inocuas, no empeoran la visión y son muy comunes aunque la mayoría de las personas ignoran su presencia inconscientemente. 

Al principio pueden resultar molestas pero normalmente el paciente acaba acostumbrándose a su presencia.

En la mayoría de los casos, son condensaciones en el líquido gelatinoso del globo ocular y que proyectan sombra sobre la retina

Aparecen con la edad, sobre todo a partir de los 50 años, y pueden formarse por diferentes factores:

  • Estrés o excesiva fatiga.
  • La exposición al sol.
  • Cambios en la presión ocular.
  • Otras enfermedades de los ojos como la miopía, el sangrado ocular, la inflamación en la parte posterior del ojo o desgarro de retina.
  • Enfermedades como la diabetes.
  • Complicaciones en algunas cirugías de los ojos, como las cataratas o la cirugía láser.

Las moscas o hilos flotantes son una ilusión óptica

Síntomas de las moscas flotantes

Como hemos mencionado, las moscas flotantes son manchas negras u oscuras que aparecen y desaparecen en el campo de visión. Se mueven cuando giras los ojos y suelen ser más evidentes en ambientes con mucha luz.

En algunos casos, las moscas flotantes son un signo de un problema más grave y pueden estar acompañadas por otros síntomas como:

  • Visión borrosa.
  • Luces parpadeantes o destellos.
  • Pérdida de visión periférica.
  • Moscas volantes de otro color (blancas).
  • Pérdida de visión lateral o periférica.

Si experimentas alguno de estos síntomas, es importante que acudas a un especialista lo antes posible ya que puede ser síntomas de un desgarro o desprendimiento de retina.

Diagnóstico de las moscas flotantes

Suelen diagnosticarse con un examen de fondo de ojo con dilatación, que ayuda a evaluar la retina y a descartar cualquier daño o lesión grave en la mayoría de los casos. Se trata de una prueba sencilla e indolora con el único inconveniente de que la visión puede ser borrosa en las horas posteriores debido a la dilatación del ojo.

¿Pueden tratarse las moscas volantes?

En la mayoría de los casos no existe un tratamiento efectivo para este tipo de dolencia. Muchas veces desaparecen por sí solas. Sin embargo, para los casos más severos, en los que el número de moscas aumenta considerablemente, se compromete la visión o se convierten en un problema psicológico pueden mejorarse mediante una intervención quirúrgica denominada vitrectomía.

Se trata de una operación algo complicada y que puede alterar la visión y generar alguna molestia dentro del ojo.

En cualquier caso,  y ante la duda, lo mejor es que acudas a tu médico oftalmólogo o a un optometrista para descartar cualquier problema grave.

Cuidados preventivos del ojo

Existen ciertos cuidados que puedes seguir para evitar que aparezcan moscas flotantes en el campo de visión. Algunos de ellos son:

  • Proteger los ojos del sol, usando gafas o lentes oscuras.
  • No fumar.
  • Mantener una buena higiene visual, limpiando los ojos con gasas estériles y suero oftalmológico.
  • Controlar la presión intraocular.

En general, se trata de cuidados que ayudan a mantener la salud del ojo en general y evitar daños en la retina o la vitela, más que a prevenir en concreto las moscas volantes.

Como resumen, si sufres esas moscos o hilos flotantes pero no impiden que veas correctamente, lo mejor es que intentes relajarte y poco a poco te irás acostumbrando a ellas hasta que desaparezcan.

Si por alguna de las razones que hemos explicado crees que tu caso puede ser grave, acude a un centro especializado a que te hagan una revisión y sal de dudas.

En Guillermo Ópticos podemos hacerte una examen oftalmológico completo de forma gratuita y sin ningún compromiso. 

Pide cita llamándonos al 910 24 41 45 o mándanos un Whatsapp a través de este enlace.

Si lo prefieres, puedes pasarte por nuestro centro de Madrid Río, estamos en el Paseo Juan Antonio Vallejo – Nájera botas, Número 52.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)