Daltonismo: síntomas, causas y tratamientos

El daltonismo, también conocido como deficiencia de la visión del color, es una condición en algunas personas que son incapaces de ver ciertos colores o matices de colores.

Afecta al 8% de los hombres y al 0,5% de las mujeres y aunque no es una enfermedad grave puede dificultar tareas cotidianas como la lectura correcta de los semáforos o la identificación de la frescura de un alimento a simple vista.

¿Qué es el daltonismo?

Las personas daltónicas no aprecian los colores de la misma manera que el resto de la población. Aunque mucha gente piensa que el daltonismo implica solamente no diferenciar entre varios colores, hay casos en los que el problema es más sutil y supone no distinguir entre distintos brillos o tonos de un mismo color.

La forma más común de daltonismo es la dificultad a la hora de distinguir los colores rojo y verde. Sin embargo, existen formas menos conocidas de daltonismo, como la dificultad para diferenciar el azul y el amarillo o el daltonismo total, que se manifiesta en aquellas personas que no perciben ningún color y lo ven todo en tonos grises.

¿Cuáles son las causas del daltonismo?

Aunque en la mayoría de los casos se trata de una enfermedad hereditaria, esta enfermedad también puede estar causada por ciertas condiciones médicas o por la exposición a determinadas sustancias químicas, como por ejemplo:

  • Enfermedades del ojo como el glaucoma.
  • Enfermedades como la diabetes, la esclerosis múltiple o el Alzheimer.
  • Medicamento con efectos secundarios tóxicos para los ojos.
  • Ciertas enfermedades metabólicas o vasculares.
  • Traumatismos que afecten a los órganos del ojo.

Existen varios tipos de daltonismo: rojo-verde, azul-amarillo, o completo.

¿Cómo puedo saber si soy daltónico?

Existen procedimientos sencillos para saber si una persona es daltónica. 

Probablemente, el más conocido sea el uso de las cartas de Ishihara. En este método, el oculista  le enseña al paciente una serie de láminas formadas por círculos de distintos colores y tamaños. Estos círculos forman un número o una letra. Si la persona a la que se le hace la prueba es daltónica, presentará dificultades para leer el carácter adecuadamente.

Algunos oftalmólogos diagnostican el daltonismo a través de un instrumento llamado anomaloscopio. Este permite determinar con precisión si hay alguna anomalía en la diferenciación de colores aunque resulta un método caro por lo que solo se usa para los casos más graves.

¿Cómo se puede tratar eficazmente el daltonismo?

La mayoría de la gente experimenta el mundo en un espectro completo de colores, pero para los daltónicos la vida diaria puede ser un poco más complicada.

No existe una cura para esta enfermedad pero hay tratamientos que pueden ayudar a las personas que lo padecen a adaptarse a su entorno y a desenvolverse mejor en la vida cotidiana.

El más habitual es el uso de  filtros de color, que pueden llevarse sobre las gafas o colocarse sobre objetos para ayudar a las personas con daltonismo a distinguir los distintos colores.

Existe también la opción de usar de lentes de contacto (lentillas) especializadas y graduadas para ayudar a cada paciente daltónico a ver los colores con mayor claridad.

Además, en los casos en los que el daltonismo está causado por algún medicamento o enfermedad, este suele resolverse al cambiar la medicación o con la curación de la enfermedad.

Las personas daltónicas no pueden distinguir bien entre distintos colores

El daltonismo es una enfermedad relativamente desconocida que afecta a millones de personas en todo el mundo. Para quienes la padecen, el daltonismo puede ser una fuente de frustración y aislamiento ya que su diagnóstico no siempre está claro y para el amigos o familiares su importancia puede ser relativa.

Si crees que eres daltónico, puedes hacerte un test sencillo que determinará tu grado de daltonismo y buscará si es posible una solución para suavizarlo o curarlo.

En Guillermo Ópticos podemos orientarte acerca de tus problemas de visión y resolver todas tus dudas. Pásate a vernos por nuestro centro óptico de Madrid y te atenderemos sin ningún compromiso.

Puedes pedir cita previa llamándonos al 910 24 41 45 o escribiéndonos al 691 776 230.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)