¿Cómo se forman las imágenes en nuestros ojos?

cuidado-como-ojos-ven

 

 ¿Alguna vez te has preguntado cómo se forman las imágenes en nuestros ojos?

Los ojos se encuentran dentro una cavidad de la cara llamada órbita ocular. Esta cavidad les protege y colabora, mediante los músculos, a dirigir nuestra mirada hacia lo que nos interesa ver.

Los ojos se coordinan con movimientos de la cabeza, o del cuerpo, hacia distintas posiciones del espacio que nos rodea, en donde se ubica el objeto de nuestro interés. Además, cada uno de ellos pone en juego procesos para que podamos percibir ese objeto de forma nítida y por ambos ojos a la vez: estamos programados para ver bien y ver con los dos ojos a la vez.

Todos estos procesos suelen ser involuntarios y están organizados y regulados por nuestro cerebro, y es este quien recibirá la información visual, la procesará e integrará para poder reconocer nuestro entorno. Descubrir, aprender, trabajar, relacionarnos y disfrutar de una calidad de vida satisfactoria.

Estos procesos relacionados con la visión tiene su punto de partida a los ojos, pero estos son solo el primer eslabón de una cadena que además se entrelaza con otros sentidos como la audición, o con otros elementos de distinta complejidad como el equilibrio y la memoria.

Recuerda que puedes Crear Tu Espacio Teletrabajo en Casa que Cuide tu Salud Visual y no tengas problemas en tu desarrollo profesional.

 

¿Cómo se comportan los ojos de una persona sin problemas visuales?

 

Los ojos de una persona sana están compuestos por distintos tejidos organizados, que optimizan el acceso de la luz hacia el interior de ellos. Permitiendo procesar información y decodificarla en otro lenguaje afín a las estructuras que vendrán luego en el sentido de la vista.

Son la primera estación de relevo desde donde viajará la información en un lenguaje nuevo y propio hacia el cerebro mediante los nervios ópticos.

 La zona anterior a los ojos está protegidos por los párpados (superior e inferior),  alojados en la órbita rodeados por músculos y grasa, que los mueven y protegen.  Aquí diferenciamos dos zonas:  sus cubiertas y su contenido. Las cubiertas se encargan de formar varias capas  que alojan estructuras que permiten y regulan el paso de luz hacia el fondo del ojo. 

 

La capa más superficial del ojo es la esclerótica o blanco del ojo, la que protege al ojo  y le da esa forma redonda. Sigue en profundidad la coroides, que nutre al ojo por dentro y recoge los desechos que él produce.

Esta se convierte en el iris, o lo que conocemos como el color de ojos de cada persona. En la parte anterior del ojo hay una abertura regulable y redonda por donde entra la luz a nuestros ojos, lo que conocemos como  pupila.

La retina es la capa más profunda del ojo, que está especializada en transformar la energía luminosa en impulsos electroquímicos que viajarán hacia el cerebro dentro del nervio óptico. 

Nuestra retina tiene tres capas:

La mácula, encargada de ofrecer la mayor agudeza que se conoce como visión central. El disco óptico que es una escotilla por donde sale el nervio óptico  y la retina periférica completa nuestro campo visual.

Si seguimos el recorrido que hace la luz hacia el interior del ojo lo primero con lo que nos encontramos en con la película lagrimal, producida por glándulas alojadas dentro de los párpados. Si por alguna razón tenemos poca lágrima o es de mala calidad, nuestros ojos no estarán bien hidratados y disminuirá nuestra calidad visual

Después del lagrimal nos encontramos con  la conjuntiva que tapiza y protege a la córnea, la esclerótica y la zona trasera de los párpados.

 

El cristalino y la córnea del ojo

Continuamos con la córnea que es, junto al cristalino, una de las lentes más importantes del ojo. Debe estar libre de vasos y cicatrices y será la pared anterior de la primera cámara del ojo, la cámara anterior. Esta cámara contiene humor acuoso, está limitada por detrás por el iris y comunica con la cámara posterior por la pupila o abertura del iris. Este líquido es importante para la nutrición de la córnea y del iris, y la presión que imprime al ojo desde dentro es lo que se conoce como presión intraocular o PIO. La PIO es un indicador muy fiable, pero no el único, para saber el riesgo de glaucoma; también es importante en el seguimiento de esta enfermedad si ya la padeces.

El siguiente medio transparente es el cristalino, inmediatamente detrás del iris, suspendido por unos músculos especiales. Esta lente es modificada por la acción de ellos, sea para ver a lo lejos, en cerca o en cualquier distancia entre esos puntos. Dicha acción de enfoque es involuntaria, de uno y de ambos ojos a la vez, y comienza a entorpecerse a partir de los 40 años de edad.

como-vemos-imagenes-ojos

 

¿Cómo se produce la visión en nuestro cerebro y nuestros ojos?

Cuando miramos algo, podríamos decir de forma resumida que la luz que emite o que refleja ese objeto llega a nuestros ojos, pasa por la pupila, llega a la retina y a través de los nervios ópticos llega a nuestro cerebro.

Pero la visión es mucho más que eso, ya que también depende de factores externos a nosotros. Nuestra visión está relacionada con procesos voluntarios e involuntarios, del medio en que nos encontramos. De nuestros ojos, de nuestro cerebro, e incluso de la integridad y buen funcionamiento de ellos y de todos los elementos que conforman la vía visual.

Ópticamente hablando todos los rayos que penetren por la pupila contribuirán a la formación de imágenes en la retina. Podemos comparar nuestros ojos con una cámara fotográfica, donde la luz de los objetos que miramos pasa por la pupila que actúa a manera de diafragma e imprime una imagen en la retina. Básicamente, si el funcionamiento de nuestros ojos es el adecuado, esta imagen es nítida, proporcionada y suficiente para ser transformada en otro tipo de información que tendrá como destino final nuestro cerebro. Y es en esta etapa tan importante dónde los optometristas podemos colaborar para que tu visión sea lo más fiel posible a la realidad. Es nuestro primer campo de acción, según las capacidades y habilidades que tus ojos tengan, cada uno por separado y ambos a la vez.

Lo primero es entrevistarte para averiguar cuál es tu estado de salud general y visual, cuáles son tus necesidades visuales y tus inquietudes respecto a ella. Conocer tus preferencias en relación a la posibilidad de gafas, lentillas o ambas opciones (si aún no usas) o, si ya recurres a alguna de éstas, cuáles serían tus expectativas.

En nuestras instalaciones contamos con el equipamiento más actual para un examen visual, cuya base es la entrevista y su desarrollo los propios hallazgos del mismo. Poseemos los conocimientos apropiados para personalizarlo y juntos alcanzar tu mejor calidad y salud visuales. 

 

Por último, y no menos importante, te informaremos de los resultados de las pruebas optométricas y aclararemos tus dudas. Además, comentaremos las mejores opciones para tu salud visual, asesoraremos sobre monturas, lentes oftálmicas, lentillas y ayudas o tratamientos optométricos que cumplan tus necesidades y apetencias; las confeccionaremos a tu medida.

En nuestra óptica te sentirás como en casa, con la certeza de contar con el equipamiento más avanzado, profesionales capacitados y distendidos que te asistirán en todo momento para que puedas disfrutar y beneficiarte de nuestros servicios, productos y recomendaciones, y valores la mejor opción tanto para tu salud visual como para tus intereses.

El equipo de guillermOOpticos espera tu visita.

 

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)