Ortoqueratología: corrige la miopía sin necesidad de lentes ni cirugía

La miopía, o la dificultad de ver bien en las distancias largas, es una de las afecciones visuales más comunes. Se trata de una enfermedad hereditaria que puede darse tanto en niños como en adultos. 

Puedes ver más información al respecto en este artículo de nuestro blog.

Hasta hace poco su tratamiento pasaba por el uso de gafas o lentillas que, aunque no corrigen la miopía, sí frenan su progresión y ayudan a que el paciente vea nítido.

Existe también la posibilidad de corregir la miopía quirúrgicamente, pero además de ser una opción cara y no libre de temores, la cirugía no está recomendada para todos los pacientes ni todas las edades.

Sin embargo, existe un tratamiento que permite corregir la miopía sin necesidad de  tener que llevar gafas, ni de someterte a una operación quirúrgica: la ortoqueratología.

¿Qué es la ortoqueratología?

La ortoqueratología consiste en el uso de lentes de contacto rígidas (también llamadas lentes Orto-K) durante la noche, que ayudan a corregir la curvatura de la córnea

Esas lentes son son muy cómodas y totalmente seguras y evitan la necesidad de llevar gafas o lentes de contacto durante el día.

Sus efectos son reversibles, pero se pueden mantener si se siguen utilizando las lentes adecuadamente.

También conocidas como «la ortodoncia de los ojos» estas lentes se diseñan por el oftalmólogo específicamente para cada paciente con el fin de modificar su córnea y mejorar su visión.

Las lentes, aunque rígidas, son gas permeables, lo que permite el paso del oxígeno para mantener el ojo aireado y sano.

De esta forma, se trata y elimina la miopía sin cirugía, de forma sencilla e indolora.

¿Para quién está indicada la Orto-k?

Con una tasa de éxito que ronda el 95%, la ortoqueratología está indicada tanto para niños como para adultos y en general para cualquier persona que quiera corregir su miopía y no quiera llevar gafas o lentes de contacto durante el día.

En el caso de los niños, elimina de un plumazo el problema del cuidado de las gafas y lentillas que tantos dolores da a madres y padres y les permite realizar todo tipo de actividades al aire libre sin preocupaciones.

Además, y aunque su uso más extendido es el tratamiento de la miopía, hay casos en los que también sirven para tratar hipermetropía o astigmatismo (solo si no se superan las 4 dioptrías).

La ortoqueratología está especialmente indicada en niños

¿Es un tratamiento permanente?

No, sus efectos son reversibles, pero pueden mantenerse si se siguen utilizando las lentes de forma adecuada.

Las lentillas deben quitarse durante el día y solo deben llevarse por la noche mientras se duerme. Cuando se despierte por la mañana, el paciente verá de forma clara y no necesitará gafas ni lentes de contacto para ese día.

Si quiere mantener los resultados a largo plazo, deberá usarlas todas las noches, pero si deja de usarlas, su miopía volverá a aparecer gradualmente.

¿Cuánto tiempo pasará hasta corregir totalmente mi visión?

Aunque dependerá del grado de miopía, los resultados no son inmediatos pero sí muy rápidos.

Hay pacientes que consiguen ver correctamente tan solo dos días después de empezar el tratamiento y para los casos más extremos este tiempo no suele superar las dos semanas.

Solo en algunos casos es posible que sea necesario llevar gafas durante el tratamiento pero cuando la corrección sea total el único requisito será seguir poniéndose las lentes Orto-K cada noche.

Otras ventajas de la ortoqueratología

Además de corregir la miopía necesidad de pasar por quirófano y de liberarnos de gafas y lentillas, la ortoqueratología tiene otras ventajas colaterales:

✔️Está especialmente indicada para aquellas personas que realizan actividades en las que las gafas o lentillas resultan incómodas, como pueden ser los deportes acuáticos.

✔️Supone una mejora de la autoestima, sobre todo en el caso de los más jóvenes.

✔️ Someterse a un tratamiento con lentes Orto-K durante un tiempo no elimina la posibilidad de operar la afección visual correspondiente más adelante si así se desea.

¿Tiene efectos secundarios?

Hasta que la córnea esté totalmente corregida es posible que el paciente tenga visión borrosa o vea resplandores y halos alrededor de las luces.

Una vez que el paciente vea correctamente los efectos secundarios son nulos.

¿Cada cuánto hay que renovar lentes Orto-K?

Aunque las lentes Orto-K tienen una vida útil mayor, se recomienda cambiar las lentes al menos una vez al año.

El mantenimiento de las mismas es similar al de las lentillas convencionales: basta con guardar las lentillas en un recipiente cerrado y cubiertas con líquido de lentillas que puedes encontrar en cualquier farmacia o parafarmacia.

Las lentillas Orto-K no requieren cuidados especiales

Pásate por Guillermo Ópticos centro óptico en Madrid  y un oftalmólogo titulado hará una valoración de tu caso sin compromiso.

Puedes reservar cita en nuestra óptica de Madrid  a través del 910 24 41 45 o a través de nuestro formulario de contacto.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)