La Miopía: síntomas y tratamiento

83 / 100

Qué es la miopía

Si has estado mirando a lo lejos y comienzas a ver borroso es posible que estés padeciendo de miopía; esta enfermedad se puede prevenir tomando algunos consejos que pueden evitar que la fatiga ocular arruine tu vista y por ende tu salud.

Aunque los descansos visuales durante el día y pasando tiempo al aire libre pueden mejorar la situación; la miopía requiere de atención personalizada y especializada, porque sus causas obedecen a factores diversos que solo un especialista puede atender.

Por ello te invitamos a leer todo lo que debes saber sobre la miopía, sus causas, tratamiento y consecuencias, para que puedas tomar una mejor decisión.

¿Qué es la miopía?

Nos referimos al problema de refracción más habitual del ojo y uno de los trastornos oculares más comunes en el mundo, producido porque que los rayos de luz provenientes de un objeto se enfocan por delante de la retina, cuando en realidad deberían enfocarse por detrás dando lugar a una imagen desenfocada y de superficie esférica.

Sabemos que el ojo recoge las imágenes, las procesa y las transmite al cerebro para producir la visión; pero para que eso suceda correctamente debe enfocar las imágenes a través de los lentes naturales como la córnea y el cristalino

La miopía, se manifiesta como un fallo de refracción que hace que los objetos lejanos se vean borrosos, mientras que los cercanos se ven correctamente. La córnea y el cristalino son partes del ojo que permiten enfocar, pero si su forma impide el enfoque correcto, se producen los errores de refracción.

Este trastorno ocular puede manifestarse a cualquier edad, por lo que hay que estar atento a los síntomas que la caracterizan para poder detectar y corregir oportunamente.

Síntomas recurrentes en la miopía.

Si te cuesta leer los avisos que consigues en las calles de tu ciudad o cualquier objeto lejano, probablemente puedes padecer de esta patología; sobre todo si logras ver bien cuando lees un libro, revisas tu teléfono móvil o miras la computadora.

Otros síntomas recurrentes de la miopía son la fatiga ocular y los dolores de cabeza constantes. Igualmente puede ser un síntoma de miopía no corregida sentirse fatigado cuando conduces un automóvil o realizas algún deporte.

Si experimenta estos síntomas, y ya utilizas anteojos referidos por un médico especialista, es recomendable programar un examen completo de los ojos para determinar si necesitas una graduación mayor u otro problema que resolver.

Las personas que padecen miopía suelen hacer guiños de párpados para mejorar la agudeza visual, lo cual puede ocasionar dolores de cabeza, pueden presentar enrojecimiento ocular y la blefaritis crónica o inflamación de los párpados. 

La miopía pudiera presentarse de manera benigna o simple suele que generalmente aparece en edad escolar; y la maligna o degenerativa que suele iniciarse muy precozmente y aumentar a lo largo de toda la vida. Es una enfermedad degenerativa de la retina.

En la miopía maligna se pueden hallar alteraciones en la prueba del fondo de ojo, como lesiones degenerativas en la retina más periférica predisponentes al desprendimiento de retina, o bien hemorragias.

Cómo tratar la miopía

Soluciones al problema de miopía

La causa más frecuente de miopía es la generada por una longitud axial del globo ocular más grande de lo normal, y aunque con menos frecuencia, se produce por la existencia de mayores curvaturas de las que serían deseables en la córnea o el cristalino, entre otros motivos.

Si trabajas cotidianamente a través de computadoras u ordenadores, o expones tu vista durante horas en tu teléfono celular; recomendamos darle un descanso periódico a tu vista.

Busca aprovechar momentos libres en espacios abiertos con una iluminación moderada pero confortable; recomendamos aprovechar los espacios abiertos y proteger tus ojos del sol.

La corrección óptica de las ametropías se lleva a cabo con lentes esféricas o cilíndricas, que pueden ser positivas (convexas) o negativas (cóncavas), dependiendo del defecto de refracción a tratar, en el caso de la miopía, recomendamos la utilización de cristales correctores negativos (divergentes, cóncavos). 

En los niños más pequeños y con esta patología se recomienda el uso de las gafas todo el día para asegurar el buen desarrollo visual, mientras que en los niños más mayores y con miopías leves pueden utilizar las gafas solamente para la visión lejana

Hemos insistido en lo importante que es disminuir el tiempo de exposición de la vista frente a dispositivos electrónicos; trata de darle reposo a la vista y ajusta la iluminación de la pantalla para que no exceda los límites recomendados.

Ante cualquier signo de fatiga ocular, molestias o visión borrosa, acude a Nuestro centro de atención “Guillermo Ópticos” para brindarte todo el apoyo y asesoría que necesitas ya que el diagnóstico especializado será tu mejor garantía.

Para minimizar los efectos o síntomas de la miopía, debes colocar lentes correctores que agudicen tu visión y no tengas que esforzarte tanto; el mercado ofrece diversos tipos de lentes de contacto o puedes optar por la increíble diversidad de monturas que tenemos para ti.

Conclusión.

La miopía provoca una visión borrosa de lejos. En los últimos años esta situación ha ido en crecimiento entre otras cosas, por la excesiva exposición a equipos electrónicos que las personas no están considerando.

Hacer caso omiso a la fatiga visual no es una opción, sobre todo si entendemos que la Miopía puede aparecer a cualquier edad y afectar a la población de manera contundente.

Es por ello que recomendamos hacerte un chequeo periódico  o adaptar lentes con un especialista y atender cualquier síntoma a la brevedad posible, para que estos no aumenten progresivamente.